Mallorca, destino de grandes megayates (31 agosto 2014)

* La isla es un lugar de paso y estancia de este tipo de embarcaciones. Este año han navegado por aguas mallorquinas barcos de las mayores fortunas del mundo como ´Radiant´, ´Rising Sun´ o ´Venus´, diseñado por Steve Jobs – Otros desembarcan en la bahía de Palma para reparar sus naves
Palma Desde hace tiempo, la isla es un lugar de paso y estancia de las embarcaciones de recreo, incluidos los grandes megayates pertenecientes a algunas de las mayores fortunas del mundo. Algunos surcan las aguas mallorquinas porque están de paso, ya que navegan en dirección a la Costa Azul o la Riviera italiana. Otros eligen la isla como destino vacacional mientras que hay patrones que vienen a reparar sus barcos ya que en la bahía de Palma se encuentran algunos de los mejores centros de reparaciones de este tipo de embarcaciones de todo el Mediterráneo. Sea por el motivo que sea, el caso es que en las costas mallorquinas se pueden ver auténticas maravillas flotantes, naves de todo tipo que van desde los últimos y más revolucionarios diseños a embarcaciones venerables con muchas millas de navegación en sus cuadernas.
Algunas de ellas pasan largas temporadas en la isla, e incluso invernan en ella, haciéndose su silueta muy familiar, al respecto suelen estar atracados habitualmente algunos insignes veleros como el Creole construido en 1927 o el Shenandoah of Sark un velero clásico de tres palos, una auténtica joya construida en los Estados Unidos, que data de 1902. Hay que recordar que durante años fue habitual pasear por el Paseo Marítimo en invierno y contemplar la silueta de grandes naves como el Al Mirqab o el Lady Moura, aunque ninguno de los dos está actualmente en Palma.
Otros llegan a la isla circunstancialmente porque visitan un puerto deportivo o simplemente fondean en algún rincón emblemático. Este año nos ha dejado delicias como el Radiant de 110 metros y propiedad de Abdulla Al Futtaim, un empresario de los Emiratos Árabes Unidos. Fue el primer megayate en surcar aguas mallorquinas ya que estuvo en Mallorca en enero. En febrero llegaron el Katara (124,4 metros) construido para el Emir de Qatar y el Pacific (85 metros). Después fondeó unas semanas el Athena, uno de los veleros privados más grandes del mundo, construido inicialmente para Jim Clark fundador de Netscape. El Athena actualmente navega en aguas italianas.
Uno de los yates más impactantes que ha venido en los últimos meses ha sido el Venus, ideado por Steve Jobs, una embarcación de 78 metros con un diseño diferente, que estuvo unas semanas en la isla y luego se marchó rumbo al Adriático. Asimismo, este verano también han navegado por la isla el Hampshire II de 78,5 metros y propiedad del magnate petrolífero Jim Ratcliffe, en una escala durante su ruta hacia la Costa Azul. El Azteca del empresario mexicano Ricardo Salinas también tuvo una corta estancia en sa roqueta.
Los 80 metros del Stargate también suele pasar temporadas en Palma, igual que el Phoenix2 de 87,2 metros y propiedad del empresario polaco Jan Kulczyk. Entre otros enclaves mallorquines, el Phoenix2 ha visitado Formentor y Cala Deià. Otro habitual de la isla es el Limitless (96,2 metros de eslora) de Leslie Wexner, propietario de la compañía Victoria´s Secret.
Cala Deià ha contado este verano con la visita del Fountainhead, una embarcación de casi 88 metros construida en 2011 en Holanda para el millonario norteamericano Mark Cuban, propietario del equipo de baloncesto de la NBA Dallas Mavericks.
http://www.diariodemallorca.es/ocio/2014/08/30/mallorca-destino-grandes-megayates/958257.html

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.