Grandes yates: la náutica quiere ser la nueva industria (19 julio 2015)

La fiscalidad más alta del Mediterráneo es su vía de agua. Burocracia y ninguneo institucional agujerean sus velas – Pero aún así sostienen 3.000 empleos de alta cualificación y sueldo, y facturan más de 150 millones al año, mientras el resto de la industria balear se hunde. Se saben la mejor alternativa de futuro y para serlo el sector solo pide que le quiten lastre.
Son a la vez vela mayor y timón del sector náutico en España, pero se sienten lastrados. Han capeado la crisis como han podido. Los que han podido. Muchos se fueron a pique en seis años de ventas deprimidas, inversores en desbandada y reparaciones canceladas. Pero en general aguantan. Y lideran. El sector náutico mallorquín sale de la peor recesión como referente nacional. Encabezan la recuperación de las ventas de embarcaciones, forman más capitanes que nadie y avanzan pese a todo en ramas como la reparación y mantenimiento.
Las opiniones:
* Diego Colón de Carvajal (presidente de la Asociación de Grandes Yates y director general de Astilleros de Mallorca): “Nos preocupa la imagen del sector: tenemos un impacto similar en la sociedad al del turismo de alta calidad”
Colón de Carvajal impulsó la Asociación Española de Grandes Yates para modernizar un marco fiscal y legislativo que olvidaba al sector. Ahora están reconocidos, pero lamenta que la sociedad aún vea con prejuicio la náutica. Aboga por precios más asequibles que acerquen el mar a los mallorquines, defiende rebajas fiscales que hagan al sector competitivo y reivindica el potencial para crear riqueza compartida de una actividad que hoy rema sola.
* Antonio Zaforteza (presidente de las Instalaciones Náuticas de Balears y consejero delegado de Port Adriano): “Un barco no es solo un barco, es una pyme que genera más empleo que muchas pymes tradicionales”
Zaforteza explica que los impuestos están espantando los grandes yates y sus gastos millonarios en tierra y en las marinas y recuerda que los barcos son hoy empresas que impulsan la creación de empleo y riqueza. Por eso pide menos trabas burocráticas, una fiscalidad igual que la de los países con los que Mallorca compite en el Mediterráneo y más sensibilidad pública a la hora de proteger el sector o formar profesionales que trabajen en él.
* Marta Iglesias (broker de Camper & Nicholsons): “De las diez mayores empresas de venta y alquiler de grandes esloras seis están en Mallorca”
Tiene oficina en Palma, pero la delegación balear de Camper & Nicholsons opera desde aquí en todo el mundo. Ese es el atractivo de Mallorca para la náutica. Pese a los impuestos. Iglesias pone un ejemplo: se acaba de reformar el impuesto de matriculación para que no lo paguen tampoco los barcos de alquiler de más de quince metros (hasta hace un año lo pagaban). ¿Efecto? Hay 800 grandes barcos por el Mediterráneo y sin el tributo se ha pasado de los 20 que estaban en Mallorca en 2013 a los 60 de hoy.

Grandes yates_ la náutica quiere ser la nueva industria – Diario de Mallorca

http://www.diariodemallorca.es/mallorca/2015/07/19/grandes-yates-nautica-quiere-nueva/1040625.html#WvF3BIhZ4QbebRau

 

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.