Las empresas náuticas en 2017, nuevos vientos en el sector (30 agosto 2017)

Los chárter acaparan el negocio náutico en una temporada que está siendo «irregular»
Es una tendencia que en los últimos años se ha convertido en dominante: la irrupción de los barcos de alquiler en Ibiza, que han pasado a ser los verdaderos protagonistas del mercado náutico. Los chárter ya han alcanzado una cuota del 25% en Balears, son los que acaparan más matriculaciones al cabo del año y están cambiando el modelo de negocio de muchos empresarios de la isla.
Ramón Díaz, gerente de Viamar, y presidente de la Asociación Náutica de Pimeef, asegura que en la isla este nuevo mercado está cambiando la orientación de muchos negocios. «El hecho de que no haya amarres ,y que los pocos que hay estén a unos precios prohibitivos, provoca que la gente solo pueda disfrutar de la navegación alquilando un barco», asegura Díaz, que insiste en que, tal y como está ahora mismo el sector, «el que tiene un barco en la isla en un puerto es porque es millonario».
El presidente de los empresarios avisa de que esta tendencia, «dada como está la realidad de los puertos y si no hay ampliaciones para poner más amarres, va a ir a más». Además, a esto hay que añadir, la apuesta decidida de los puertos deportivos por los yates de gran eslora en detrimento por la pequeña embarcación que se suele costear el ciudadano ibicenco. «Normal, a ellos les interesa tener barcos grandes porque con menos personal y menos barcos que mantener, ganan más dinero», señala Díaz, que apunta que las concesionarias que han entrado ahora en la gestión de los puertos deportivos pitiusos apuestan antes por los megayates.
Y además, la fiebre del alquiler es tanta y el poder adquisitivo de algunos clientes también que en los últimos años se llegan a alquilar barcos de 20 a 40 metros de eslora, «algo que hace unos años era impensable».
«Buenísima noticia»
Por eso, Díaz aplaude la «buenísima» noticia de que el Club Náutico Ibiza no pierda su espacio en el puerto y siga manteniendo su espíritu y condición de club social con la prórroga de la concesión. «Es muy importante para los ibicencos, para los amantes de la navegación y para todos aquellos que tienen un pequeño barco lo puedan seguir manteniendo», apunta el presidente de los empresarios, que subraya que también los negocios náuticos de la isla se benefician de este hecho. «Claro, para todos es bueno, porque el hecho de que exista el club náutico se genera un negocio de mantenimiento, de suministro, de reparación, además es un negocio para todo el año, no como el de los grandes barcos, que supone negocio de 40 días al año», apunta Díaz.
El problema, según resume Díaz, es que ese nuevo modelo de negocio que suponen los megayates, antes se solventaba contratando mecánicos que venían de Cataluña o Valencia a hacer la temporada, «pero ahora ni eso porque no hay alquileres a precios razonables para estos mecánicos».
Para el presidente de los empresarios esta falta de mano de obra también se sufre en el sector náutico.
Pero de todas formas, los empresarios a pesar de estar viviendo una temporada «irregular» siguen cerrando sus balances contables en positivo. «Nada que ver con los años de la crisis», subraya Díaz. «Y eso que cada vez hay más empresas que se reparten el pastel, sobre todo en el negocio en el chárter».
Cincuenta asociados
En la actualidad son cerca de medio centenar de empresas las que están asociadas a la Pimeef y, según resume su presidente, una de sus principales preocupaciones es el intrusismo. «Sabemos que se está intentando combatir, y es verdad que está controlado pero hay mucho negocio pirata, que funciona con el boca a boca, gente que va a ofrecer los alquileres de barcos a los hoteles, que ni siquiera tienen páginas web para detectarlos y con barcos que son de la lista 7 (recreo privado)», apunta.
De todas formas, las matriculaciones en las islas siguen viento en popa, según los datos ofrecidos por la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (Anen) correspondientes al periodo de enero a julio de este año (ver gráfico adjunto).
Hasta el mes de julio de 2017 se han matriculado en España 3.991 embarcaciones de recreo, frente a las 3.601 registradas en el mismo período de 2016, lo que supone un crecimiento del 10,83%. Este crecimiento en las islas balears es del 16,28%. «En Ibiza, la cifra puede variar y es un poco engañosa por los problemas que hay con Capitanía Marítima y la falta de funcionarios que provoca que la gente se vaya a la península a matricular sus barcos», recuerda Díaz.
Las embarcaciones matriculadas para uso de alquiler siguen creciendo, un 26,58% en lo que va de año, lo que demuestra la alta demanda del alquiler de embarcaciones de recreo que se consolida como tendencia náutica.
Son los datos recogidos en el Informe del mercado de embarcaciones de recreo (enero-julio 2017), editado por Anen a partir de la información facilitada por la Dirección General de la Marina Mercante. Crecen todas las esloras. Los barcos hasta 8 metros crecen un 8,1%, matriculando 3.529 embarcaciones frente a las 3.264 registradas en el mismo período de 2016. Sigue siendo el segmento de embarcaciones más demandado en España (88,4% del mercado náutico).
Balears, en la cabeza
Cataluña con el 23,12% de cuota, ocupa la primera posición del mercado náutico nacional y registra un crecimiento de sus matriculaciones del 16,25%, desde enero hasta julio de 2017. Islas Baleares, en segunda posición del mercado con una cuota del 17,44%, registra un crecimiento de matriculaciones del 13,17%.
El mercado de alquiler lo lideran las Illes Balears con una cuota del 25,15%, seguidas de Cataluña que representa el 24,55%, y la Comunidad Valenciana que supone el 17,14% del mercado del chárter entre enero y julio de este año.

Las empresas náuticas en 2017, nuevos vientos en el sector

http://mas.diariodeibiza.es/nautica-di/empresas-nauticas-2017/

 

Esta entrada fue publicada en Prensa. Guarda el enlace permanente.