El varadero empieza a recibir superyates (24 noviembre 2014)

Los responsables de Marina Lanzarote insistieron durante las obras en la importancia de contar en el varadero del nuevo puerto deportivo de Arrecife con un travelift de 800 toneladas, para atraer el mercado de súperyates (de hasta 60 metros). Hoy, la grúa es una realidad y ya ha atendido a cinco barcos de varias esloras.
Aunque la explanada de 14.000 metros cuadrados en la que se asienta el varadero de Marina Lanzarote está cerrada al público, al ser un recinto de carácter técnico, pocos son los visitantes que se sustraen de admirar el impresionante travelift (grúa), capaz de levantar hasta 820 toneladas a 20 metros de altura.
La infraestructura, fabricada por la empresa especializada Cimolai y transportada en su día en piezas de enorme tamaño desde Italia, ha tenido un coste de 2,5 millones de euros, que ahora empezarán a amortizarse con los primeros encargo de varado.
«Estamos empezando, pero ya hemos atendido a seis barcos de distintos tipos y esloras hasta 23 metros», explica el gerente de los varaderos de Calero Marinas, Sergio Morales. En estos momentos, se repara un catamarán de unos 22 metros de eslora por 10,30 de manga y un barco pesquero, el Nuevo Santa Teresa, propiedad del Cabildo y que se ha salvado de ser desguazado.
Sin embargo, el objetivo del varadero de la nueva marina es atraer a los llamados súperyates (barcos hasta 60 metros), de todo el mundo, que hacen la ruta al Caribe, así como barcos de Canarias. «Acabamos de llegar a un acuerdo con un armador tinerfeño para reservar el varadero a cinco embarcaciones, y también estamos en conversaciones con un velero de 45 metros, que se pondrá a punto en nuestras instalaciones para pasar su revisión lustral, el próximo año», explica Morales.
A las ventajas que ofrece la situación estratégica de Canarias en el mapa náutico, se une el clima del que disfruta la isla todo el año. «Es necesario un clima seco sin lluvia para el secado de la pintura, aunque tampoco conviene que haya altas temperaturas, con lo que Lanzarote cuenta con esa ventaja respecto a los varaderos de Barcelona y Mallorca», dice el gerente. La buena experiencia de los primeros clientes y el boca a boca comenzarán a atraer a los súperyates al nuevo puerto.

http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=356672

Esta entrada fue publicada en Prensa. Guarda el enlace permanente.